top of page

¿Qué papel juega el 5G en las Smart Cities?

La transformación digital que supone crear una Smart City necesita tecnología de última generación para que los procesos se automaticen y sean eficientes. La utilización de datos, su traslado y su posterior análisis necesitan redes de máxima calidad, por lo que el 5G se convierte en imprescindible para su desarrollo y puesta en funcionamiento.


El uso de las redes 5G está cada vez más extendido y tiene en las Smart City su reto más importante, puesto que supone combinar las tecnologías más innovadoras como el Big Data y el Internet de las Cosas (IoT) con la industria y la conectividad, en un contexto de profunda transformación de la sociedad y los hábitos de consumo de la ciudadanía.


Conexión de dispositivos

La llegada del 5G tiene como principal innovación la utilización de tecnología de baja latencia en multitud de dispositivos conectados simultáneamente, que son capaces de transmitir información en tiempo real, a lo que se añade una alta velocidad de descarga de los datos.


Tráfico inteligente

Uno de los objetivos de las Smart Cities es la creación de una red de vehículos autónomos, para lo que las ciudades inteligentes necesitarán del 5G para transmitir información sobre las vías y aquello que hay a su alrededor. Los sistemas actuales ya permiten el desplazamiento de datos del tráfico para prever posibles atascos o proponer rutas alternativas.


Ahorro energético

Los sensores que se están instalando ya en muchas ciudades permiten conocer la energía que se necesita en cada punto de la red inteligente, gracias a la obtención de datos que se trasladan en tiempo real a otros puntos para su compilación y análisis mediante sistemas de Big Data. Todo ello tiene como consecuencia una reducción del consumo energético al lograr un uso más eficiente de las redes de distribución o Smart Grids.


Automatización industrial

La utilización del 5G en las Smart Cities también aporta una importante ventaja en los procesos industriales, ya que las redes de esta tecnología suponen un salto cualitativo en cuanto a su eficiencia y automatización.


Sanidad inteligente

La recopilación continua de datos y su posterior transmisión y análisis se traduce en un mejor conocimiento del entorno urbano en el que viven las personas, así como de los valores medio ambientales y de salubridad que se obtienen en un núcleo urbano. Esta acumulación de información pretende servir para detectar y prever posibles problemas sanitarios, con lo que se pueden tomar decisiones para evitar estas incidencias.


La llegada del 5G también abre un nuevo mundo de oportunidades para la telemedicina, sin que el paciente tenga que dejar su casa, o para realizar intervenciones quirúrgicas u otro tipo de asistencia sanitaria con tecnología de alta precisión e hiperconectividad.


Gestión de residuos

Las redes 5G permiten crear sistemas eficientes de recogida, tratamiento y reciclaje de los residuos sólidos urbanos en los núcleos urbanos, que han visto cómo se incrementaba exponencialmente los desperdicios de la ciudadanía. La instalación de sensores permite una gestión eficiente en todo el proceso al utilizar los datos en tiempo real para la toma de decisiones o la automatización de los procesos.


Seguridad

Cuanto mayor es la capacidad para recoger datos sobre la situación de cada punto de la ciudad, existen más posibilidades de que se pueda actuar ante un problema de seguridad, con el consiguiente bienestar para la ciudadanía. Las redes 5G permiten que las respuestas ante una incidencia de cualquier tipo se puedan implementar en tiempo real.

Comentarios


bottom of page