top of page
logotip MODI.png
  • MODI SL

Barcelona: una Smart City puntera

La innovación y el desarrollo tecnológico tienen en las Smart City uno de sus resultados más disruptivos y exitosos, puesto que están logrando revolucionar las ciudades de todo el mundo para hacerlas más accesibles y avanzadas gracias al internet de las cosas (IoT), que permite una gestión integral con multitud de dispositivos interconectados.


Barcelona ha logrado en los últimos años convertirse en una de las Smart City más importantes mediante sus programas de transformación digital en diferentes aspectos, en los que se ha desarrollado una colaboración pública-privada de especial relevancia.


Ejemplo de Smart City

La ciudad de Barcelona no es solo considerada como una de las principales Smart City de España, sino que sus continuos planes de desarrollo tecnológico desde 2012 han permitido que sea una de las más punteras de todo el mundo, como prueba que el World Smart City Expo Korea premiara recientemente a la ciudad como la mejor Smart City extranjera presente en este evento del país asiático.


Son varias las líneas de actuación que se han canalizado mediante proyectos digitales funcionales y con un éxito importante:


Sistema de transporte de Barcelona

El sistema público de transportes ha logrado una eficiencia y sostenibilidad ejemplar que utiliza autobuses híbridos que son más frecuentes y rápidos gracias a un sistema en el que se coordinan rutas diagonales, verticales y horizontales en donde el 95 % de los viajes se puede completar con un máximo de un transbordo.

Contenedores inteligentes

El sistema de recogida de residuos de Barcelona se basa en un modelo de contenedores inteligentes, que están en prácticamente todas las vías del municipio y que se caracterizan por ser un sistema en el que las basuras se aspiran bajo tierra una vez que son depositadas en estos espacios. Se reducen así los malos olores, la contaminación acústica y el traslado de camiones de recogida, al tiempo que se logra un sistema de calefacción al incinerar estos residuos.


Alumbrado público de bajo consumo

Los LED son la base del alumbrado público de Barcelona, en el que se combina esta tecnología de bajo consumo con la instalación de una red de sensores que recoge información sobre la contaminación, la temperatura, la humedad, la acumulación de personas o el ruido, para así ajustarse a las necesidades del momento. También permiten la instalación de puntos WIFI, recarga de vehículos eléctricos y cableado de fibra óptica.


Sensores de ruido

La instalación de sensores con los que recibir información sobre el ruido que se produce en cada momento ha transformado los espacios públicos de la ciudad, puesto que estos dispositivos sirven para adecuar estos lugares a las necesidades poblacionales, como los horarios en los que se realicen diferentes actividades públicas.


Optimización del estacionamiento

Los sensores distribuidos por la ciudad también se utilizan para identificar las plazas de aparcamiento que están disponibles. Se avisa a los conductores, que son dirigidos directamente a estas ubicaciones, con lo que se reducen las emisiones y los problemas de tráfico.


Smart City Expo

Un aspecto que ha hecho de Barcelona un referente en desarrollo tecnológico aplicado a la ciudad es la celebración cada año del Smart City Expo World Congress desde 2011, un encuentro en el que se exponen las últimas novedades del sector y permite el encuentro de miles de personas interesadas en exhibir su conocimiento aplicado al mundo urbano digital.


En la última edición participaron más de 20.000 personas de forma presencial y 28.000 en remoto de más de 130 países, en un evento que contó con la presencia de 853 expositores, lo que da idea de la envergadura de esta cita mundial con expertos de alta especialización.

bottom of page