top of page

Tipos y funciones de los sensores IoT

El internet de las cosas o IoT se ha convertido en una tecnología imprescindible para la transformación digital de la sociedad, con multitud de aplicaciones que mejoran todos los procesos productivos así como la vida diaria en todos los ámbitos.


El uso de esta tecnología está tan extendido que es muy habitual encontrarse con aplicaciones reales del internet de las cosas. Una consecuencia de esta tendencia es que cada vez son más importantes los sensores IoT, dispositivos inteligentes que permiten monitorizar y enviar datos desde diferentes lugares hacia una plataforma donde se almacena y analiza toda la información recabada.


Tipos de sensores IoT

Los sensores inteligentes son utilizados en prácticamente todas las aplicaciones del internet de las cosas, por lo que es necesario conocer y analizar previamente las necesidades de cada uno de ellos para así emplearlos en las mejores condiciones. Son varios los tipos de estos dispositivos que se pueden encontrar ahora mismo en el mercado:

  • Temperatura y humedad: especializados en medir estos parámetros en un espacio determinado.

  • Agua: sensores cuyo objetivo es establecer controles de calidad del líquido, en especial en espacios naturales.

  • Acelerómetros: dispositivos que miden y calculan la velocidad de un vehículo u otro objeto.

  • Movimiento: sirven para controlar y detectar el paso de personas u objetos en un espacio, en especial en el tránsito de un lugar a otro.

  • Ubicación: utilizados para posicionar elementos o piezas en un espacio, para así tenerlos localizados en todo momento y poder trasladarlos cuando sea necesario.

  • Ópticos: estos sensores son capaces de medir la luz y transformarla en señales eléctricas que son a su vez captadas por otros dispositivos o profesionales.

  • Imagen: captan datos ópticos que se convierten en información en formato fotografía o vídeo para su posterior transmisión o almacenamiento.

  • Presión: detectan y miden los cambios de presión en un espacio para así transmitir la información sobre estas modificaciones.

  • Infrarrojos: sensores que son capaces de detectar estas señales para su posterior comunicación.

  • Humo, gas o alcohol: dispositivos que pueden localizar este tipo de sustancias y alertar así sobre ellas en el caso de que supongan un peligro para las personas.


Funciones de los sensores IoT

Dependiendo del tipo de sensores IoT que se empleen, se pueden obtener datos relevantes de mayor o menor calidad en cuanto a la información que detecta, almacena y envía.


Las aplicaciones que definen estos dispositivos son:

  • Incremento de la fiabilidad y seguridad en la captura de datos.

  • Recogida de información más ágil, sencilla y en tiempo real.

  • Automatización completa de todos los procesos.

  • Reducción de la interacción entre dispositivos y profesionales.

  • Ahorro de tiempo y dinero en la selección y detección de información y en los procesos productivos.

  • Reducción del personal técnico para elaborar mediciones e incremento de la seguridad de los profesionales.


Características de los sensores IoT

Además del tipo y funciones de los sensores inteligentes, hay que tener en cuenta otros aspectos técnicos antes de la selección y colocación de un dispositivo.

  • Condiciones ambientales y climatológicas del lugar en el que se van a instalar o van a entrar en funcionamiento.

  • Rango y precisión requerida en la medición.

  • Cantidad de horas en las que va a estar operativo.

  • Calibración del sensor IoT para garantizar la fiabilidad de los datos que recabe.

  • Coste económico de su adquisición y de su instalación.

  • Facilidad para su colocación y mantenimiento durante su ciclo de vida.

Comments


bottom of page