logotip MODI.png
  • MODI SL

La revolución del Big Data en la construcción

La digitalización de la sociedad y de la industria también se ha materializado en la construcción, un sector que de forma paulatina está incorporando a todos los procesos la innovación tecnológica necesaria para lograr una mayor eficiencia, un ahorro en los costes y, en definitiva, un mejor resultado.


Tecnologías como el Big Data ponen al servicio de este sector sus aplicaciones y sus beneficios, algo que permite la implementación de nuevos sistemas de construcción y la mejora de los procesos desde la planificación hasta la finalización de cada proyecto.


Presupuestos

En una época como la actual, en la que el incremento del coste de los materiales está condicionando el presupuesto de cualquier proyecto de construcción, es más necesario que nunca realizar estimaciones económicas ajustadas a las necesidades de la obra y de la compañía.


Los motores de análisis del Big Data permiten aplicar lo que se ha ejecutado en proyectos similares para así cuantificar con un alto grado de fiabilidad todos los gastos, evitando así los sobrecostes que tanto han caracterizado al sector durante mucho tiempo.


Cuanto mayor sea el número de empresas de la construcción que aplican el Big Data, más información se podrá obtener y, por tanto, más certero será el análisis sobre el coste de una obra para así conocer a cuánto puede ascender el presupuesto.


Diseño y ubicación

La incorporación de la información sobre proyectos previos permite que se puedan analizar miles de datos para elegir la mejor opción tanto para la ubicación como para el diseño de la obra.


La información que aportan los planos, así como el clima de un determinado lugar o los datos que se obtienen de los sensores instalados en edificios u otras infraestructuras permiten diseñar un proyecto adaptado a las necesidades del cliente y, sobre todo, a las posibilidades que ofrece una ubicación determinada.


Seguridad

Según los datos contabilizados por el Instituto Nacional de Estadística, más de 14 000 personas sufrieron un accidente laboral en la construcción durante el año 2021. Por este motivo, el estudio exhaustivo de estos siniestros para analizar las causas que los provocan permite prevenirlos en gran medida.


Gracias al Big Data es posible generar sistemas de seguridad adaptados a cada proyecto para focalizar la actuación preventiva en los lugares y momentos del proceso que generan más situaciones de peligro.


Sostenibilidad

Para construir edificios, carreteras y cualquier otra infraestructura se necesita una gran cantidad de material que, en numerosas ocasiones, excede las previsiones. Otras veces, se utiliza menos de lo adquirido y se produce un sobrecoste que puede evitarse gracias a un cálculo más preciso con la ayuda del Big Data. Esta tecnología permite conocer las tendencias de uso de material en infraestructuras similares para aplicarlas a las necesidades del nuevo proyecto y evitar su desperdicio.


Hay que tener en cuenta que el respeto al medio ambiente y, por tanto, la sostenibilidad de cualquier edificación es una actuación que cada vez es más requerida en un momento en el que se están incrementando y son más visibles las consecuencias del cambio climático.


El análisis de proyectos anteriores también permite detectar dónde se puede reducir el uso de energías fósiles y cómo cambiarlas por renovables tanto en el proceso de construcción como en la propia infraestructura una vez que entre en funcionamiento.